La ley de Pronto pago o “Pago a 30 días”, es una ley que busca proteger a las Pequeñas y medianas empresas (Pymes), estableciendo como plazo máximo el pago de productos y servicios a 30 días por parte de grandes empresas. Esto a partir del mes 25 de publicada la ley en el diario oficial, siendo un plazo de 60 días el otorgado durante los primeros 24 meses, el cual servirá como un período de adaptación a esta nueva norma.

Ingresa acá para conocer más sobre esta ley.

¿Encontró su respuesta?